¿Qué esperar de las últimas etapas del Alzheimer?

Llegada a las últimas etapas de la enfermedad de Alzheimer, los enfermos continúan perdiendo su función mental, y comienza a afectarse la capacidad funcional y física de modo significativo.

Ya en etapas intermedias de la enfermedad, con respecto a la inicial, el cuidador enfrentó un importante cambio, el decremento de la comunicación y la adaptación al mensaje que emite su familiar.

De la misma forma, debe prestar mucha atención durante la última etapa, ya que básicamente el objetivo se dirige al mantenimiento de la calidad de vida y la intimidad.

Senior

El avance del deterioro mental y físico

En las últimas etapas de la enfermedad de Alzheimer, el avance del deterioro cognitivo es progresivo, y pueden perder su capacidad de comunicarse de manera coherente.

El enfermo todavía puede decir palabras o frases, pero a menudo no pueden conversar. En la etapa avanzada de la enfermedad de Alzheimer, a menudo necesitan ayuda total para las necesidades básicas: comer, vestirse, ir al baño y todas las demás actividades de la vida diaria (AVD).

El deterioro cognitivo avanzado también provoca una disminución de la capacidad física. A nivel funcional, los músculos pueden llegar a ser rígidos o presentan reflejos anormales.

El deterioro cognitivo más avanzado también causa que un individuo pierda su capacidad para tragar y controlar la vejiga y la función intestinal.

Son principales: la comodidad y la dignidad

Dado que tu ser querido o paciente perderá su capacidad de hablar y expresar sus necesidades durante las últimas etapas, la mayor parte de la atención que muestra irá dirigida fundamentalmente a la preservación de su calidad de vida y la dignidad.

Investigaciones, y las propias vivencias de miles y miles de cuidadores de todo el mundo, han constatado que la esencia interior de un individuo puede permanecer, por lo que todavía puede experimentar el mundo y conectar contigo a través de otros sentidos, como el olfato, el gusto, la vista y el sonido (comunicación no verbal).

Aunque la prestación de cuidados en esta etapa requiere asistencia intensiva, el objetivo principal es el mantener libre de dolor y de las consecuencias de la enfermedad.

Preservar unas condiciones aceptables y adecuadas para sobrellevar la enfermedad con la mejor calidad de vida posible.

El afrontamiento del dolor

No cabe duda de que las últimas etapas del cuidado del enfermo de Alzheimer son difíciles emocionalmente y físicamente agotadoras para los cuidadores.

Debido a las últimas etapas de la enfermedad de Alzheimer hacen cada vez más evidente que el final de la vida está cerca, cuidadores y otros miembros de la familia pueden experimentar una amplia gama de emociones:

Pena, tristeza, alivio y una sensación de agotamiento extremo, son reacciones normales a la anticipación de la muerte, y es importante para los cuidadores buscar ayuda psicológica en un especialista en duelo o otro sistema de apoyo para hacer frente a estos sentimientos.
FUENTE: http://www.alzheimeruniversal.eu/