La importancia del Pilates en la Tercera Edad

¿Qué es el método Pilates?

El método Pilates nace en la década de los 90 por Joseph Humbertus Pilates, que crea el método a partir del Yoga, el Taichi, la meditación Zen, la respiración correcta y las artes marciales.

Los principios del método Pilares son normas de carácter general que rigen la ejecución de todos y cada uno de los ejercicios del método.

Del método Pilates hay tres corrientes muy marcadas:

  • Clásico: es el más purista y fiel al original, por eso es muy duro y exigente ya que fue ideado para bailarines y artistas.
  • Contemporáneo: es el más científico y recomendable para todo el tipo de público.
  • Terapéutico: trata de recuperar y reentrenar al paciente mediante los ejercicios de Pilates

    ¿Qué trabajamos en el método Pilates?

    • Concentración, es necesario ser consciente de todo el cuerpo.
    • Control, para la buena postura corporal, todos los movimientos son lentos y controlados, por lo que todo el mundo los puede realizar.
    • Centro, se refiere al abdomen y lumbares la parte más débil del cuerpo y la que hace que nuestro cuerpo sea más fuerte.
    • Fluidez, buscan evitar movimientos bruscos para conseguir mayor flexibilidad, habilidad y gracia en los movimientos.
    • Precisión en los ejercicios para controlar la amplitud y focalizar la atención en hacer movimientos precisos.
    • Respiración, es una parte muy importante ya que te enseñan a respirar y las diferentes respiraciones para limpiar el torrente sanguíneo gracias a la oxigenación.

    Por todo ello es importante que la gente de la Tercera Edad empiece a practicar éste método para mejorar el control del cuerpo y evitar posibles lesiones, caídas y dolores.

 

pilates2_articulo

 

¿Qué movemos con el método Pilates?

    • Pelvis: determina la posición de la Columna.
    • Caja Torácica: alineación correcta de las costillas.
    • Estabilización de las Escápulas: evitará elevación de los hombros provocando tensiones en el cuello.
    • Cabeza y cervicales: buena colocación para evitar dolor.

    El método lo que busca es estabilizar el cuerpo y alongar para mejorar nuestro posicionamiento corporal.

    ¿Por qué va bien para personas de la Tercera Edad?

    Como hemos comentado el Pilates es una actividad con movimientos lentos, controlados y donde involucramos todos los músculos y la respiración.

    Sus beneficios para éste colectivo son:

    • Menor incidencia en caídas y fracturas óseas.
    • Retraso en la aparición de osteoporosis.
    • Mejora de la depresión.
    • Prevención de la arterioesclerosis.
    • Disminución de las cifras de tensión arterial
    • Pérdida de peso.
    • Mejora del sueño y bienestar general.
    • Mejora la funcionalidad.
    • Mejora el sistema cardiorrespiratorio
    • Mejora la digestión y el trabajo de los riñones.

    Todos los ejercicios se pueden moldear según las funciones y capacidades de cada persona por ello es un método muy bueno y con muy buenos resultados.