Problemas del lenguaje en la tercera edad.

El término AFASIA se define como la pérdida o trastorno de la capacidad del habla debida a una lesión en las áreas del lenguaje de la corteza cerebral. 

La afasia es un trastorno que les ocurre a muchas personas que hablaban fluidamente y que, en un determinado momento, ya no pueden expresarse porque no consiguen decir o recordar las palabras. Imagínese despertarse un día y que no pudiera decir: “Hola”, “Necesito levantarme”, “Te amo”; otros, peor aún, no las llegan a entender.

La base de nuestra existencia social se basa en la comunicación verbal, el lenguaje es la capacidad de codificar las ideas en palabras o símbolos para comunicarse con otra persona, y consiste en hablar, comprender, leer y escribir. El lenguaje debe ser diferenciado del habla, que es el aspecto motor de la producción del mismo. Los trastornos del habla surgen de cualquier proceso que altera al tubo neural en la corteza de los músculos y abarcar disartria (alteración de la articulación) y disfonía (alteración en la producción de sonidos vocales).

Es importante ser conscientes de que no sólo un derrame cerebral puede robarle a la gente la capacidad de hablar y el lenguaje, también las enfermedades neurodegenerativas, la aparición de estos síntomas pueden ser lo suficientemente sutiles como para pasar inadvertidos durante un tiempo, es común entre las personas con demencia y puede ser un signo temprano de alerta, sobre todo en la Enfermedad de Alzheimer y la Afasia progresiva primaria. El reconocimiento temprano de esta disfunción del lenguaje puede ayudar con un diagnóstico preciso, un mejor manejo y un mejor pronóstico para el paciente.

 

afasia2

 

La Afasia progresiva primaria (PPA) es una familia de tres enfermedades neurodegenerativas, donde los problemas de lenguaje son la característica prominente, con el paso del tiempo sin embargo, los pacientes con esta condición tienden a desarrollar otros problemas que incluyen déficit de memoria, así como la perdida de funciones motoras.

La afasia juega un papel muy importante en todas las enfermedades neurodegenerativas:

– Los enfermos de Alzheimer se olvidan, eventualmente, de palabras o no llegan a recordar la pregunta que están tratando de responder.

– Las personas que sufren Parkinson, tardan mucho tiempo para responder o bien, su voz es inaudible, sus palabras incomprensibles y la demencia frontotemporal.

RASGOS QUE PUEDEN ALERTAR DE PROBLEMAS DE HABLA Y/O LENGUAJE DE ALGUIEN

  • Prestar atención a la articulación (claridad o compensaciones al articular las palabras).
  • La fluidez (velocidad de longitud de la frase hablada).
  • La precisión gramatical y la variedad.
  • La búsqueda de la palabra (¿hay pausas al buscar palabras?, ¿es un buen rango de vocabulario?) y la línea melódica o prosodia.
  • La repetición de palabras o frases.
  • La compresión oral.
  • Si habla menos.
  • La utilización de “eso” o “cosa” para nominar objetos conocidos.

Los pacientes con afasia progresiva suelen tener una idea de las dificultades y se sienten frustrados por sus problemas de comunicación. Estas dificultades se agravan cuando mantienen una conversación. La identificación precisa de las alteraciones del lenguaje mejorará diagnóstico y tratamiento de la afasia progresiva. Por lo tanto, es importante evaluar el funcionamiento del lenguaje en la demencia temprana.

Fuentealzheimeruniversal.eu