La deshidratación en la tercera edad. Consejos.

Para evitar un alto grado de deshidratación sería recomendable consumir alimentos que contengan un gran contenido de agua o beber sin tener sed. Cuando los mayores empiezan a tener sed es síntoma de que la deshidratación ya ha empezado.

Podemos esperar mantener un adecuado nivel de hidratación siguiendo sus pautas generales como beber entre 6 y 8 vasos de líquido al día y consumir ciertos alimentos con un gran contenido de agua que nos ayuden a mantener ese nivel de hidratación deseado. Entre estos alimentos serían recomendables las frutas y verduras.

Es aconsejable, como ya se ha dicho posteriormente, beber agua sin tener sed, ya que de este modo evitaríamos una gran cantidad de casos de deshidratación que surgen en personas mayores.

el-agua-en-adultos-y-tercera-edad-b

Este problema de deshidratación en personas mayores se produce por la disminución de la sensación de sed principalmente debido a las dificultades de movilidad o por la presencia de otras enfermedades que puedan hacer que estas personas mayores beban menos de lo necesario.

Con la llegada del verano y las altas temperaturas se hace aún más necesario prevenir la deshidratación. Por eso, os proponemos diferentes consejos para ello: (Fuente: http://sumedico.com/).

  1. Si sales, lleva agua: a cada lugar que vayas, trata de llevar una botella de agua y toma la suficiente antes de salir.
  2. Crea una rutina: para generar el hábito de beber agua, establece ocho momentos u horarios diarios para tomar agua por traguitos. Esto te ayudará a que tu organismo tenga la cantidad ideal de líquidos.
  3. Consume más frutas y verduras: Este es uno de los grupos alimenticios que contienen más líquidos y aunque no sustituyen el agua, sirven como complemento para mantenernos hidratados.
  4. No esperes tener sed para beber agua: Cuando la pérdida de agua es mayor que la que se consume, nuestro cerebro manda una alerta para que consumamos más agua, y esta se presenta como la sed. Sin embargo cuando esta alerta se manifiesta, nuestro organismo ya tiene presente 1% de deshidratación por lo que no debemos esperar a tener sed.
  5. Y recuerda: No exponerte mucho tiempo al sol ya que esto incrementa los riesgos de deshidratación así como de otras enfermedades de la piel. En caso de presentar síntomas como tener mucha sed, boca seca, no orinar mucho, dolor de cabeza, mareos, desmayos o confusión, acude rápidamente con tu médico para evitar que la deshidratación sea grave.

importanciahidratacionterceraedad