Los cuidadores también deben cuidarse para ofrecer los mejores cuidados

Que el cuidador se cuide a sí mismo es básico para su bienestar personal y para que pueda ofrecer una mejor atención a la persona dependiente.

Un cuidador es aquél que se dedica a ayudar a una persona dependiente para que tenga la mayor calidad de vida posible. Trabaja lo más cerca posible de la persona, lo que resulta agotador y suele vivir una intimidad muy cargada emocionalmente.

El cuidador se ocupa de muchas funciones y muy variadas, algunas resultan más sencillas que otras, ya sea desde el punto de vista físico (bañar a la persona cuidada, transportarlo, etc…) o bien desde el punto de vista emocional.

En este interesante artículo, encontraréis los factores que conducen al agotamiento del cuidador, los principales síntomas que pueden aparecer y una serie de actividades para fomentar el auto-cuidado.

ALZHEIMER