La importancia de la vitamina E para retrasar la evolución de los síntomas del Alzheimer

Un estudio reciente afirma que la vitamina E es capaz de retrasar la pérdida de funciones cognitivas como la planificación o la organización, síntomas típicos de la enfermedad de Alzheimer.
El estudio, que duró dos años, concluyó que la progresión de la enfermedad de Alzheimer disminuyó hasta un 19% en los pacientes que tomaban vitamina E, en comparación al placebo (el equivalente a seis meses de retraso de la progresión de la enfermedad, en un período de dos años).

Además, los pacientes que tomaban vitamina E necesitaban una media menor de cuidados, es decir, eran más independientes que los pacientes que no la tomaban. Esto no implica que la vitamina E prevenga la enfermedad, pero sí contribuye de alguna manera a preservar la autonomía de los pacientes.
Podemos encontrar vitamina E en alimentos vegetales como las semillas y aceite de girasol, las almendras, los piñones, el pimentón, las avellanas, el maíz, las aceitunas o algunas hierbas aromáticas. También es posible encontrar este nutriente en alimentos de origen animal, aunque en menores concentraciones: en la yema de huevo, el jamón, el hígado, la mantequilla, sesos de cordero…

22222222
Podéis leer todos los detalles en este articulo:
http://www.medciencia.com/los-beneficios-de-la-vitamina-e-en-el-alzheimer/