Sesiones de instrucción cognitiva benefician a ancianos

Los ancianos que tuvieron apenas diez sesiones de instrucción cognitiva mostraron mejorías en su capacidad de razonamiento y en su velocidad de procesamiento mental, progresos que permanecieron durante años, según un artículo que publicó hoy la revista Journal of the American Geriatrics Society.
petite41Las mejorías fueron notorias, en comparación con otros participantes que no recibieron esa instrucción, hasta diez años después de las intervenciones, añadió el artículo, y fueron aún más notables para quienes recibieron sesiones adicionales «de refuerzo» en los tres años siguientes.

Los adultos mayores que tuvieron instrucción cognitiva también indicaron que tenían menos dificultades para desempeñar las tareas cotidianas.
La mengua cognitiva es común entre los adultos de edad más avanzada y puede afectar gravemente a su calidad de vida.

Para determinar los beneficios potenciales de la instrucción cognitiva en el funcionamiento cotidiano de los ancianos, los investigadores llevaron a cabo un programa denominado Instrucción Cognitiva Avanzada para una Ancianidad Independiente y Vital (ACTIVE, en su sigla en inglés).

 «La demostración de que las ventajas que se obtienen con esta instrucción se mantienen por diez años es un resultado sorprendente porque indica que una intervención que es bastante modesta en materia de destrezas mentales puede tener efectos de largo plazo», señaló el autor principal del estudio, George Rebok, de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore (Maryland, Estados Unidos).